0
Tu carrito

PALETILLAS PATA NEGRA(100% IBÉRICAS)

Mostrando el único resultado

Las paletillas de pata negra son un verdadero tesoro en la gastronomía española y están estrechamente asociadas con el jamón ibérico de bellota, uno de los productos más emblemáticos de la cocina española. Aquí te explico más sobre ellas:

Origen y crianza: Estas paletillas provienen de cerdos ibéricos, una raza autóctona de la península ibérica. Lo distintivo de estos cerdos es que son criados en condiciones semi-salvajes, con acceso a pastos naturales y alimentación complementaria durante la montanera, la época en la que se alimentan exclusivamente de bellotas y hierbas silvestres en la dehesa.

Alimentación y calidad de la carne: Durante la montanera, que suele ser en otoño e invierno, los cerdos ibéricos se alimentan de bellotas, lo que da lugar a una infiltración de grasa en la carne que le confiere un sabor único y una textura extraordinaria. Esta grasa infiltrada es rica en ácido oleico, lo que contribuye a la jugosidad y la terneza de la carne. La carne de las paletillas de pata negra es muy apreciada por su sabor intenso y suavidad.

Proceso de curación: Después de la montanera, las paletillas de pata negra se someten a un proceso de curación que puede durar varios meses o incluso años, dependiendo del productor y del nivel de calidad deseado. Durante este tiempo, las paletillas se salan y cuelgan en secaderos naturales para que se sequen lentamente y desarrollen su sabor característico.

En resumen, las paletillas de pata negra son un producto de alta calidad y prestigio en la gastronomía española, gracias a la crianza de los cerdos ibéricos en la dehesa y su alimentación exclusiva de bellotas durante la montanera. Su carne sabrosa y delicada, junto con su proceso de curación artesanal, las convierte en un verdadero manjar muy apreciado tanto en España como en todo el mundo.